The Blog Single

El capítulo de la difteria en Cataluña queda cerrado

General

Todos los portadores han dado negativo en la presencia de la bacteria en dos ocasiones.

La difteria arrebató la vida del pequeño de seis años de Olot (Girona) durante la madrugada del pasado 27 de junio, pero afortunadamente el capítulo de esta enfermedad queda cerrado. Y es que la Agencia de Salud Pública de la Generalitat de Cataluña ha dado por concluido el brote después de que las pruebas hayan constatado que la bacteria se ha  erradicado de los diez portadores asintomáticos cercanos al menor fallecido.

Según ha explicado el secretario de Salud Pública, Antoni Mateu, “es muy difícil lograr eliminar por completo la bacteria de todos los portadores y la literatura señala una resistencia de hasta el 25 por ciento”, por lo que ha celebrado el buen funcionamiento del control y tratamiento de los afectados.

Los resultados de las últimas pruebas se han recibido esta semana y han permitido certificar que el brote “se puede dar por bien cerrado”, después de que todos hayan dado negativo en la presencia de la bacteria en dos ocasiones. Los diez afectados, de los cuáles nueve eran adultos y el restante, un niño, que han permanecido aislados en sus domicilios para evitar nuevos contagios, no han desarrollado la enfermedad porque, a diferencia del menor fallecido, estaban vacunados.

Mateu ha agradecido el “enorme esfuerzo” de los afectados para seguir el tratamiento y evitar más casos, y ha celebrado que los colectivos antivacunas sean una minoría.  Por otro lado, ha vuelto a insistir en la importancia de inmunizar a los pequeños y de cumplir con el calendario. “Un niño vacunado es un niño protegido y, por desgracia, el caso del menor de Olot lo certifica”, ha aclarado.

También ha expresado que “no hay constancia” de que ningún niño haya sido rechazado en actividades de verano por no estar vacunado, después de que Salud recomendara que se pidiera el cumplimiento del calendario vacunal para evitar más casos.