The Blog Single

La Biblia del pediatra para el verano más saludable

General

La Aepap lanza una serie de consejos, como proteger del calor a los menores y fomentar la actividad física

Una vez finalizado el periodo escolar se abre una de las etapas preferidas por pequeños y mayores: las vacaciones. Disfrutar del verano implica, no obstante, seguir una serie de medidas preventivas a fin de evitar posibles problemas de salud.  En este sentido, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (Aepap) proporciona a las familias algunos de los principales consejos y recomendaciones que no han de olvidar en estas fechas.

Protegerse del sol

Los golpes de calor producen una ‘revolución’ en el sistema que regula la temperatura de nuestro organismo, que llega a superar los 40 grados. La Aepap advierte de que la excesiva exposición a la luz y al calor “provoca debilidad, náuseas y vómitos, cefalea, calambres y, con menor frecuencia, ansiedad, irritabilidad, sensación de desvanecimiento o incluso síncope”. Es por ello que los niños han de estar especialmente protegidos y ser educados en la cultura de la fotoprotección.

“Es necesario que la sociedad y, sobre todo los padres, se conciencien de que es importante proteger la piel y los ojos del sol”, señalan, recordando que esta vigilancia ha der ser especialmente estricta en el caso de “niños rubios, de ojos azules y piel clara”. En este sentido, los pediatras de AP aseguran que “utilizar un fotoprotector adecuado durante los primeros 18 años de vida puede reducir hasta un 78 por ciento el riesgo de cáncer de piel en la edad adulta”.

 

Redacción. Madrid