The Blog Single

La Enfermería es vital en el tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad

General

Los enfermeros tienen un rol privilegiado a la hora de proporcionar información indispensable a los familiares de pacientes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) debido a su experiencia en la educación para la salud.  El papel fundamental que tienen los profesionales de enfermería a la hora de desarrollar en los padres y los profesores las habilidades educativas y comportamentales para mejorar la calidad de vida de los niños es clave. Los enfermeros deben conocer la situación familiar y escolar del menor a través de una entrevista personal. Posteriormente, aumentar el compromiso de la familia con el tratamiento, motivando y enseñando a los padres estrategias que mejoren la conducta del niño.

A la hora de diagnosticar este trastorno es el médico especializado en salud mental el que debe dar su valoración. Los niños con esta enfermedad suelen ser olvidadizos, cometen errores por descuidos en tareas, tienden a tener dificultades para organizarse y se distraen con facilidad, entre otros síntomas. Para que un menor pueda ser diagnosticado debe presentar al menos seis síntomas de inatención con seis síntomas de hiperactividad-impulsividad, durante un periodo mínimo de seis meses. Además, algunos de estos síntomas deberían estar presentes antes de los siete años.

La intervención temprana del TDAH en el colegio proporcionaría una salud mental adecuada y un desarrollo normal del niño, y prevendría futuras cuestiones de comportamiento, por lo que se aboga por la regulación de la enfermera escolar. La profesional no sólo debería ser una figura presente en colegios de educación especial, sino también en colegios ordinarios, donde, actualmente, la educación para la salud se sitúa en un segundo plano. 

La información que recibe la opinión pública sobre el TDAH no es escasa, pero sí que existe un bombardeo de noticia sobre dicha enfermedad, muchas veces errónea, que hace estigmatizar a estos niños. Esto ocurre en la mayoría de los trastornos mentales, ya que la sociedad suele tener una concepción errada de la enfermedad psiquiátrica, quizás debido a civilizaciones antiguas.

FuenteConsejo General de Enfermería